¿Tienes una vivienda libre y no sabes si ponerla en alquiler o venderla? En este artículo te informaremos sobre las ventajas y desventajas de vender o alquilar tu piso y así ayudarte a tomar la decisión más acorde a tus necesidades.

Ventajas de poner tu piso en alquiler

Resumiendo, las principales ventajas de alquilar un piso son:

  • Renta fija mensual: Alquilar un piso te permite tener un ingreso fijo extra con cada mensualidad. Lo que puede resultar útil para cubrir otros gastos, pagar otra hipoteca, pagar la residencia o los estudios de un familiar, o simplemente para ahorrar.
  • Mantienes la propiedad del piso: Alquilar un piso te da la tranquilidad de disponer de ella si fuera necesario. Además si necesitas liquidez siempre podrás vender.
  • Dejarlo como herencia: Otra gran ventaja es que, si no vendes el piso, lo podrás dejar en herencia a tus hijos. Así les aseguras una renta mínima o un lugar donde vivir para cuando no estés.
  • El piso sirve como aval bancario: Siempre podrás usar esa propiedad como aval en el caso de solicitar un préstamo para asegurarte de que te lo concedan.
  • Pagar menos a hacienda: Los ingresos de alquiler de vivienda habitual tienen un trato beneficioso en la declaración de la renta. Sólo se paga por el 40% de los ingresos netos -una vez deducidos los costes asociados a la vivienda como IBI, seguro, comunidad, etc-. Sin embargo la venta de un piso puede entrañar un pago elevado en plusvalías, especialmente si no se trata de tu primera vivienda y no lo re-inviertes en una similar.
  • Alquilar es más fácil que vender: El trámite de alquilar un piso es más rápido y sencillo que que uno de compraventa. Además hay mayor demanda de personas buscando pisos en alquiler que venta.

Desventajas de alquilar un piso

  • Malos inquilinos e impagos: Si tienes mala suerte con tus inquilinos, puede que dejen de pagar o que no cuiden la vivienda como es debido. Es por esto que es importante que pidas asesoramiento a expertos inmobiliarios para alquilar tu piso con las mejores garantías.
  • Dedicación de tiempo: Incluso teniendo unos buenos inquilinos, en el día a día las viviendas sufren desperfectos. Como propietario, deberás ponerte a disposición de tus inquilinos para gestionar o resolver esas incidencias.
  • Gastos a largo plazo: A pesar de recibir una renta mensual, seguirás teniendo gastos como: gastos de comunidad, el IBI y otros posibles gastos que pueden surgir durante el alquiler de tu piso.
  • Periodos desocupados: Debes tener en cuenta que habrá periodos de tiempo en donde tu piso quedará vacío (intercambio de un inquilino a otro), lo que supone un periodo sin ganancias que requiere un esfuerzo por tu parte para poner el piso al día y buscar nuevos inquilinos.
  • Riesgo de okupas: Siempre está el riesgo de que tu piso sea okupado entre alquileres. Si no tomas prevenciones te llevará un tiempo recuperarlo.

Alquilar tu piso con una gestora especializada en alquiler tiene menos desventajas

Si contratas el servicio de una agencia especializada en alquiler las desventajas son menores. Por ejemplo, con el servicio de Rentuos te evitas algunos de los principales problemas de alquilar tu piso:

  • Malos inquilinos e impagos:  La selección del inquilino ideal es la base de un alquiler seguro. Por esto Rentuos filtra los candidatos para que éstos sean fiables y solventes.  Así mismo te dan la tranquilidad de cobrar el alquiler mes a mes sin importar si tus inquilinos dejasen de pagar.
  • Dedicación de tiempo: Si surgen incidencias durante el alquiler. Rentuos resuelve todas las incidencias que puedan surgir, sin que el inquilino tenga que contactarte.
  • Periodos desocupados: Rentuos te puede llegar a asegurar el cobro de la renta incluso en periodos en los que el piso se quede vacío.
  • Riesgo de okupas: La mejor manera de reducir el riesgo de okupación, es que una agencia especializada se encargue de volver a alquilar el piso en el más breve plazo posible. Rentuos toma medidas adicionales de seguridad cuando el piso de encuentra en zonas conflictivas: no publicación de dirección, solicitud de documentación previa a enseñar el piso, uso de puertas antiokupas o cambio de cerraduras, etc.

Ventajas de vender un piso

¿Cuándo es mejor vender que alquilar? Cuando tienes claro que no la quieres o necesitas ni ahora ni en el futuro. Si este es tu caso las principales ventajas serían:

  • Tranquilidad y despreocupación: Una vivienda en propiedad supone mantenerla y estar pendiente de ella, sobre todo si decides alquilar. Al venderla te olvidas de ella para siempre y no tienes que preocuparte de nada.
  • Liquidez: Vender tu piso es la mejor opción cuando necesitas dinero urgentemente, sea cual sea el motivo (comprar otra vivienda, invertir, salvar deudas…).
  • Ventajas de hipoteca: Si quieres vender tu vivienda para reinvertir el dinero en un nuevo hogar puedes optar por una hipoteca puente, la cual te concede la posibilidad de entrar a vivir en la nueva casa mientras se vende la antigua.
  • Evitar problemas con herencias: si has heredado una casa y, además, es propiedad de varias personas, lo más sencillo es venderla y repartir las ganancias. Alquilar una vivienda en estas condiciones a veces se convierte en una causa de discusiones y problemas.

Conclusiones

Si buscas la respuesta a la pregunta ¿es mejor vender o alquilar? es importante que sepas que la respuesta dependerá en gran parte de lo que te convenga según tu situación actual.

Si tienes una buena estabilidad económica y no necesitas el dinero para algo en particular, sin duda alguna alquilar será la opción que más te convendría.

Tanto si decides vender o alquilar tu piso, lo que recomendamos es que te pongas en contacto con una agencia inmobiliaria que te encuentre inquilino o comprador lo más rápido y seguro posible. En Rentuos te ayudaremos a lograr tus objetivos rápidamente.